miércoles, 15 de julio de 2015

PROBANDO EL AUTOBRONCEADOR 7-DAY TANNER DE SKINNY TAN

Skinny Tan nace en el año 2013 lanzando una línea de autobronceadores naturales creados a partir de su fórmula australiana.
Gracias a sus productos podemos obtener un bonito bronceado al mismo tiempo que tratamos la celulitis ya que poseen grandes cualidades reafirmantes.


Skinny Tan utiliza principalmente en su composición DHA 100% natural, extraído de la planta Brassica Napus. Este ingrediente interacciona de forma natural con los aminoácidos  de la piel para dar lugar a un bronceado natural sin dejar parches, estrías o manchas anaranjadas.
Todos sus autobronceadores incluyen dos agentes hidratantes como son el aceite de almendras dulces y el de girasol, además de un principio activo extraído de las semillas de guaraná, un derivado de la cafeína y cremas reductoras de la celulitis.

También pueden utilizarse en el rostro ya que están fabricados con principios activos totalmente naturales.

Basta con aplicar una pequeña cantidad, ya que cunde mucho, y masajear. El producto, una vez extendido por el cuerpo, deja un resto de tonalidad marrón oscura, este no será el color que nos quedará en la piel, si no que es la "guía" para saber donde hemos aplicado el producto y donde no. De esta manera no dejaremos ninguna zona sin cubrir.
Se debe dejar actuar un mínimo de 5 horas, pero es recomendable que actúe durante toda la noche para obtener un resultado más intenso. A continuación lo eliminaremos en la ducha.
Se puede repetir la aplicación tantas veces queramos y según la intensidad de bronceado que queramos obtener.
La textura es muy ligera y se extiende fácilmente. El producto se seca muy rápido y no mancha las prendas de vestir. El formato en tubo (blando) es muy cómodo y se puede aprovechar hasta la última gota de producto.


En mi caso, soy muy blanca de piel y me cuesta mucho broncearme, especialmente en la zona de las piernas.
He estado probando el producto y me lo he aplicado en dos ocasiones y aunque no he obtenido un bronceado super intenso, si que percibo que el tono "blanco deslumbrante" de mis piernas está desapareciendo gradualmente. Creo que si sigo utilizándolo unas cuantas veces más conseguiré obtener un tono ligeramente bronceado.

Antes de utilizar el producto.
 
Con una aplicación de producto.

Otros aspectos que me encantan de este producto son la hidratación que aporta y el agradable aroma a coco que tiene.

Hasta ahora era bastante reacia a utilizar este tipo de bronceadores por miedo a que me quedaran parches anaranjados como me había sucedido con algún producto de estas características, pero con este en concreto me he llevado una grata sorpresa ya que se obtiene un bronceado gradual y homogéneo a la vez que se hidrata la piel y se trata la firmeza y la celulitis.

El resultado, según promete Skinny Tan, dura hasta 7 días y va desapareciendo gradualmente como si de un bronceado natural se tratase.

Tengo que reconocer que me está gustando mucho...



Os facilito el enlace a la página web de Skinny Tan, donde podréis ver toda la gama de productos de los que disponen.
 
 
 
 
¿Habéis utilizado alguno de los autobronceadores de Skinny Tan?
¿Qué os ha parecido el que os he mostrado hoy?
 
 
Os invito a dejar vuestros comentarios...
 
Kisses Mil.


Image and video hosting by TinyPic